viernes

La búsqueda de la ruta ibera regresa

Tras casi un mes paralizadas las excavaciones del solar de la calle Ruaya para encontrar la huella de los antepasados iberos ya se han reanudado.Desde hace unos días, un equipo de operarios retira a mano y con sumo cuidado las hierbas y matorrales que se han ido acumulando en el solar durante meses. Los arqueólogos descartaron el uso de maquinaria que pudiera dañar los importantes restos hallados de los siglos III y IV antes de Cristo. "Vamos poco a poco y además cubrimos con plásticos las zonas excavadas y ahora las tenemos que retirar con sumo cuidado", afirmó la directora de la excavación arqueológica, Marisa Serrano.Los socialistas han criticado en numerosas ocasiones el desinterés del equipo de gobierno por reiniciar con urgencia unas excavaciones que ellos mismos anunciaron como de "un hallazgo histórico".
El principal problema era económico. En plena crisis, Lubasa, la empresa que estaba ejecutando las obras, aseguró que no tenía suficiente dinero para ejecutar las obras y al final ha sido el Ayuntamiento el que ha asumido el coste con una modificación presupuestaria de un millón de euros.Tras las prórrogas, el Ayuntamiento anunció que comenzarían a principios de año y así lo han hecho. "Vamos a retomar el trabajo por donde lo dejamos y mientras vamos excavando iremos documentando todo lo que encontramos", prosiguió la arqueóloga.
El concejal responsable Alfonso Novo explicó ayer que los trabajos han consistido en el mantenimiento de "las actuaciones geotextiles que tienen como finalidad proteger los restos que allí se conservan, siguiendo las especificaciones y criterios de los técnicos encargados de la excavación", explicó.Durante la excavación, los arqueólogos localizaron "restos de una construcción hidráulica de planta rectangular con cerámicas ibéricas, romanas, árabes y de los iberos y cartagineses, además de ánforas del siglo III antes de Cristo. Alfonso Novo manifestó que serán los técnicos y especialistas "los que determinen el valor de los hallazgos, su estudio y catalogación, y los niveles de conservación de los mismos". Agregó que el Ayuntamiento sigue "considerando la necesidad de ejecutar el aparcamiento, siguiendo siempre los condicionamientos de los especialistas, en la medida que el mismo sea viable". Consideró que las 430 plazas previstas en las dos plantas de este nuevo estacionamiento, "representarían un alivio a la necesidad de aparcamiento en el distrito de Zaidía".
Fuente: Las Provincias